Inicio > Anejos de La Perinola, Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO), Publicaciones > Publicado el Anejo 27 de La Perinola, una edición de la «Poesía amorosa: Canta sola a Lisi (Erato, sección segunda)»

Publicado el Anejo 27 de La Perinola, una edición de la «Poesía amorosa: Canta sola a Lisi (Erato, sección segunda)»

anejo_27Se ha publicado el número 27 de los Anejos de La Perinola. Se trata de una edición de Poesía amorosa: Canta sola a Lisi (Erato, sección segunda) llevada a cabo por Alfonso Rey y María José Alonso Veloso.

Francisco de Quevedo, Poesía amorosa: Canta sola a Lisi (Erato, sección segunda), ed. Alfonso Rey y María José Alonso Veloso, Pamplona, EUNSA, 2013 (ISBN: 978-84-313-2949-5).

Considerada usualmente como un cancionero petrarquista, la secuencia «Canta sola a Lisi» encierra, junto a la imitación de algunos rasgos de Petrarca, importantes disidencias conceptuales y funcionales: responde a otra concepción del amor y desempeña una función diferente en el conjunto de la obra su autor, de la cual no cabe separarla. Bastará con recordar de qué modo el Canzoniere fue escindido por Quevedo entre «Heráclito cristiano» y Canta sola a Lisi», desligando así la pasión amorosa de las nociones de religión y pecado. Además de enaltecer la belleza femenina y teorizar sobre la naturaleza del amor, «Canta sola a Lisi» exalta el heroísmo de Fileno, constante en el sufrimiento y persuadido de su capacidad para sobrepasar a la muerte con su ceniza enamorada, en un proceso de despetrarquización y alejamiento del modelo que guarda algunos puntos en común con las secuencias amorosas de los poetas ingleses de la época. Pero como la glorificación del amor hacia Lisi tampoco concuerda con el neoestoicismo de Quevedo, se impone ver en este conjunto poético un refinado juego literario, con intenciones tan diversas como mostrar su dominio de una tradición prestigiosa, cultivar una parcela desconocida por Góngora, clausurar una etapa en la lírica española y hacerse eco de anhelos e ideales permanentes en todas las épocas de la humanidad, «sin contender en su posibilidad». Todo ello plasmado con un uso muy personal de la metonimia y la sinécdoque, metáforas de segundo grado, adjetivos inesperados y acepciones infrecuentes en palabras de uso común, cerrando así la trayectoria del petrarquismo español.

Alfonso Rey dirige el grupo de investigación «Francisco de Quevedo» de la Universidad de Santiago de Compostela, del que forma parte María José Alonso Veloso, autora, entre otras publicaciones, de monografías y artículos sobre la obra de Quevedo, con especial atención a la lírica. Ambos investigadores preparan una edición crítica y anotada de la poesía completa de Quevedo. Como parte de ese plan, publicaron en 2011 (Pamplona, Eunsa) la primera sección de la musa Erato, dedicada a la lírica amorosa; continuando esa entrega, ofrecen aquí el estudio y edición de la segunda sección, constituida por el célebre poemario «Canta sola a Lisi».

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: